Blog Claves Centro de Desarrollo Personal

Jornada de Silencio y Meditación

Sábado 15 de junio

 

El silencio, a menudo, nos resulta ambivalente: nos atrae, pero a la vez, nos da cierto temor.

Vivimos con sobrecarga de estímulos, tareas, deberes, compromisos… y anhelamos momentos de paz y tranquilidad, ratos en los que la cabeza pare y podamos descansar.

Curiosamente, cuando tenemos oportunidad para vivir con más calma y silencio, suele surgir algo que nos distrae y volvemos a enredarnos en tareas, deberes y compromisos.

En Claves, oímos a menudo que pensar en estar un día en silencio produce inseguridad: ¿y si me canso? ¿y si me aburro? ¿y si me pongo peor y no puedo distraerme con nada?…

Reacciones así son habituales, pero cuando se experimenta qué bien se está en el silencio todas las dudas desaparecen.

¿Cómo es esta jornada de silencio y meditación?

Fundamentalmente, es muy libre. Puedes estar en silencio el tiempo que quieras, ya sea mucho tiempo ya sea poquito tiempo.

Nosotros vamos a hacer meditaciones guiadas, ejercicios y dinámicas, y tú puedes asistir a lo que quieras. A lo mejor asistes a la primera meditación y cuando llegue el tiempo de la segunda, te encuentras tan bien en tu propia compañía que te apetece seguir paseando; y descubres que quieres seguir así hasta la tarde. A lo mejor disfrutas asistiendo a todo lo que está programado porque te ayuda a centrarte más en los ratos que son de silencio…

Llevamos también libros por si te apetece leer; o quizás prefieres consultarnos alguna duda o contrastar algo que estás experimentando…

Es un día para ti, para que lo vivas como sientas que quieres vivirlo.

¿Dónde es esta jornada?

En Badajoz, en la Dehesilla de Calamón (a la altura de la Venta del Rocío, subir por esa avenida que es la 5ª y, al llegar a la calle 5ª, torcer a la derecha; la última parcela de esa calle, en el lado derecho, se llama Santa Clara y ahí te esperamos),  al aire libre… pero con casa para “refugiarnos” si el tiempo se vuelve inclemente.

¿Y la comida?

Cada asistente lleva su comida.

¿Cuál es el horario?

Llegada a las diez de la mañana. Terminamos a las seis de la tarde. Si quieres asistir y no tienes coche, nos lo dices y te llevamos.

¡Anímate a venir!

Merece la pena aprender a disfrutar del silencio.

Solamente cuando aceptas

 

Cuánto sufrimiento causa no aceptarnos a nosotros mismos y compararnos con otras personas. Cuánta energía perdida quejándonos de las condiciones de nuestra vida y comparándolas con las condiciones ajenas.

Te invito a reflexionar este tema con la imagen de un huerto. En un huerto hay verduras, frutas y hortalizas muy diferentes. No podemos decir que unas son mejores que otras. No existe la hipermegaverdura, ni la superfruta, ni la hortaliza ideal. Cada una tiene características diferentes y está bien siendo la que es.

Pero imagina que una patata por ejemplo, se queja de que su piel no es verde como la del pimiento, ni su carne roja como la de la sandía… y sufre porque de sus hojas no salen flores ni frutos.  En su esfuerzo por ser como las hortalizas y frutas vecinas se empeña en ser plantada cuando ellas son plantadas, en ser regada con la cantidad de agua que ellas necesitan…

Está claro que jamás será sandía, ni pimiento ni ninguna otra planta por mucho que se empeñe en vivir como ellas; y de seguir así, lo más que conseguirá es ser una pobre patata y no servir para nada.

Observando a la patata, podríamos decirle:

¿No te das cuenta de que te comparas sólo a trozos, sin hacer una valoración global ni de tí misma ni de las otras verduras? ¿Que solamente te fijas en lo que te resulta bonito de las otras y en lo que no te gusta de ti? ¿Que al querer ser como las otras dejas de ver la riqueza que hay en ti?

Puede ser que tú no hagas contigo lo que hace la patata, pero a lo mejor lo haces con otras personas o con tus hijos, comparándoles con otros, empeñándote en que sean plantas que no son. Si esto te pasa, puedes ahogarles al darles más agua de la que necesitan, o empeñarte en acelerar su proceso para que den frutos ya, haciéndoles sentir que son defectuosos por no madurar cuando lo hacen otros. Y te ciegues creyendo que ves, sin darte cuenta de que hay plantas que parecen menos vistosas pero que encierran una gran riqueza bajo la superficie

Repítelo a menudo:

Cuando acepto lo que es, es cuando realmente lo veo 
y entonces pierde poder para hacerme sufrir.

¡Te deseamos un apasionante 2019!

claves psicólogos badajoz

¡Qué diferente es lo mismo de cada día cuando podemos vivirlo con serenidad y lucidez!

Pero cuando el corazón está alterado y agitado, la mente se llena de confusión y ya no vemos la realidad del mismo modo.

Entonces nos llenamos de juicios, a veces despiadados, hacia nosotros mismos y hacia lo que nos rodea.

Mente lúcida y corazón sereno son las claves para vivir con equilibrio y bienestar.

Desde una mente lúcida y un corazón sereno podemos tratarnos con amabilidad cuando hacemos las cosas mal. Y solamente así podemos ser amables con los demás cuando se equivocan y nos decepcionan.

Te deseamos valentía para atreverte a ver cuándo pierdes serenidad y lucidez. Te deseamos determinación para hacer los cambios necesarios para recuperarlas.

Te deseamos que puedas dejar atrás lo que ya no es ni está, para permitirte estrenar la vida cada día con esperanza. Puedes construir en vez de repetir, puedes poner pasión en vez de resignarte.

Comparte con nosotros este deseo: ¡Que nos ayudemos a vivir con mente lúcida y corazón sereno para construir juntos un apasionante 2019!

Contacto

¿Quieres pedir información, cita o estás interesado en alguno de nuestros cursos o talleres?

Formulario de contacto

Teléfono: 924-22-07-21
Móvil: 608-62-09-99

claves@clavesbadajoz.es