fbpx

Aprender a despedirnos es una asignatura que nos suele costar mucho a los humanos. Pero es uno de los aprendizajes más necesarios, porque la vida es un continuo cambio, una sucesión de momentos y de etapas, de comienzos y finales y, por ello, de finales y comienzos.

Y en esas nos encontramos ahora en Claves: preparando el comienzo de una nueva etapa y despidiéndonos de la que ahora termina.

Hace más de dieciocho años, en el mes de abril de 2001 abríamos este local que ahora cerramos, y con él, iniciábamos nuestra andadura como equipo. Sumábamos el estudio, la experiencia y los ideales adquiridos en el recorrido particular que ya llevábamos a la espalda, y teníamos la absoluta convicción de que al añadir a todo ello el respeto y el afecto que nos profesamos, podíamos crear un espacio acogedor y sanante. Hicimos un pacto de ayudarnos a crecer mutuamente y de recordarnos que lo principal siempre, siempre, son las personas y que cada persona que llamase a nuestra puerta sería única, y jamás otro paciente o cliente más.

Somos conscientes de haber cometido errores, de momentos en los que no hemos sabido o podido, de situaciones que han puesto a prueba la paciencia de personas a las que hemos tardado en contestar o a las que no hemos transmitido lo que necesitaban. Desde la conciencia de nuestras limitaciones pedimos perdón.

Y agradecemos, agradecemos una y mil veces, todo lo recibido; porque han sido años de inmensa riqueza, de aprendizaje y de trabajo intenso, pero, sobre todo, de tantos y tantos encuentros, de tantas personas que han venido solicitando ayuda pero que, cuando se han ido, nos han dejado regalos impagables: más humildad, más humanidad, más ganas de seguir aprendiendo y más sentido vital.

Cerramos este local y nos despedimos de una etapa que no vamos a olvidar nunca. Pero no partimos de cero. Este equipo lleva consigo dieciocho años más de experiencia y de vida vivida para abrir la puerta a una nueva etapa. Y, sobre todo, lleva en el corazón a muchas personas que nos han dejado huella; también a otras muchas que nos acompañan en este proceso y a las que estamos deseando recibir en septiembre, en la Avenida José María Alcaraz y Alenda nº 47, 2º E, para compartir y disfrutar de nuestro nuevo espacio.

¡Gracias!